Fortalezas para una entrevista de trabajo

Demostrar durante la entrevista que no reconoces tus habilidades y fortalezas, es demostrar que no hay nada que destacar.

Demostrar durante la entrevista que no reconoces tus habilidades y fortalezas, es demostrar que no hay nada que destacar.

Cara a cara con el entrevistador, cada respuesta pesa en tus posibilidades de obtener el empleo. Por este motivo, cuanto más preparado estés, más confianza y seguridad sentirás al contestar sus preguntas.  La preparación previa a hablar de tus fortalezas para una entrevista, es el tema de foco en este post, donde te ofrecemos las claves para hacerlo de forma correcta y relevante, la que te ayudará a conseguir el puesto que deseas.

a respuesta debe reflejar las expectativas y necesidades de la empresa para el cargo en cuestión, algo que ya conocerás si has estudiado estas cuestiones antes de acudir a la entrevista (como deberías).

Una vez elaborada tu lista de fortalezas para una entrevista, debes seleccionar las dos o tres que en mayor medida se alineen con lo que busca la organización.

Ejemplos de fortalezas para una entrevista de trabajo

Algunas posibles destrezas que se pueden nombrar en la entrevista de trabajo para responder a la pregunta sobre las fortalezas son las siguientes:

  • “Poseo buenas habilidades de comunicación y me gusta el trato con la gente”.
  • “Mi formación y mis logros profesionales respaldan mi calificación para el puesto”.
  • “Me considero un buen líder, sé motivar a un equipo para que dé lo mejor de sí”.
  • “Soy una persona curiosa a la que le gusta estar continuamente aprendiendo”.
  • “Soy una persona íntegra y honesta”.
  • “Me gusta trabajar en equipo, me siento muy cómodo en un ambiente corporativo”.
  • “Me comprometo al trabajo y estoy dispuesto a hacer un esfuerzo extra para lograr la excelencia en lo que hago”.
  • “Soy consciente de mis objetivos y metas profesionales”.
  • “Me siento plenamente cómodo con el uso de las herramientas digitales necesarias para desempeñar con éxito este rol”.
  • “Soy una persona positiva y perseverante, que no se deja abatir por los obstáculos ni los desafíos”.

Recuerda que debes contar con ejemplos concretos de cómo has mostrado estas habilidades en el pasado, ya sea en tu historia personal, profesional o académica. Por ejemplo, puedes contar cómo dirigiste un grupo de trabajo en la Universidad o cómo sacaste adelante determinado proyecto frente a una situación de crisis.